sábado, 8 de octubre de 2016

Cruz Azul, víctima de la inseguridad

El delantero del Cruz Azul, Érick Torres, no es el único que ha sufrido por la delincuencia organizada en la Ciudad de México, pues Omar Mendoza, lateral derecho de “La Máquina”, sufrió un asalto el pasado 09 de septiembre mientras se dirigía a entrenar en La Noria.

Mendoza circulaba en su vehículo cerca de las 9:30 horas por la Av. México-Xochimilco, a tres minutos de las instalaciones del club celeste, cuando un par de sujetos lo amenazaron con una pistola para robarle sus pertenencias mientras el semáforo marcaba el alto.

El defensa entregó su celular, una tablet, un reloj y su ropa de concentración, pues estaba convocado por el director técnico Tomás Boy para enfrentar al América al siguiente día.

Mendoza no levantó la denuncia, pues tenía que concentrarse con Cruz Azul, para jugar el “Clásico Joven”, donde entró de cambio al 55’, en la derrota 4-3 del conjunto cementero.

Ambos jugadores “celestes” han recibido el apoyo de la directiva cementera.