viernes, 24 de marzo de 2017

A 21 años del Clásico del Descenso




Un 24 de marzo, pero de hace 21 años, se vivía uno de los momentos más dolorosos para los Tigres de la UANL quienes descendían a manos a Rayados.

Era la edición número 51 del Clásico Regiomontano, encuentro en donde la escuadra de los felinos se jugaban la permanencia en la Primera División del Fútbol Mexicano haciéndolo en la cancha del ‘Volcán’ ante la Pandilla, el rival deportivo más odiado.

La tarde de aquel domingo comenzaba de buena manera para los nicolaitas gracias a un tanto de Omar Arellano que daba esperanza para el conjunto local.

Sin embargo, el Estadio Universitario que minutos antes había explotado quedaba en total silencio cuando Sergio Verdirame mandaba el balón al fondo para el 1-1.

Luis Miguel Salvador, hasta hace unos meses presidente de la Pandilla, era el encargado de poner el 2-1 que dejaba sin oportunidad a Tigres de estar en Primera.

Hoy la institución de San Nicolás de los Garza ha dejado atrás aquellos instantes tan complicados para mostrarse como uno de los mejores equipos de todo México con una plantilla plagada de estrellas que, mediante títulos, borran lo que fue el descenso.

Anuncios