Revolución rusa


La inauguración del Mundial 2018 resultó inimaginable.

El anfitrión Rusia aplastó 5-0 a una inoperable Arabia Saudita gracias a su buen orden y futbol.

Con la misma disciplina de la KGB o el Ejército Rojo, el equipo ruso hizo gala del contragolpe y futbol práctico para llevarse los primeros tres puntos del Grupo A.


Iury Gazinsky marcó el primer gol de la Copa apenas a los 12 minutos, para convertir el curto más rápido en un partido inaugura.

Gazinsky remató con la testa y venció al portero Abdullah Akmuaiouf, quien cargó con el lastre de su equipo.

El exjugador del Real Madrid, Denis Cheryshev (quien ingresó al campo en sustitución por el lesionado Alan Dzagoev) marcó dos anotaciones de gran manufactura: primero puso el 2-0 con gran jugada individual y en el segundo tiempo colocó el 3-0 con un potente disparo de media distancia.

Arabia, dirigida por Juan Antonio Pizzi, no tuvo capacidad de reacción.

A principios de la segunda mitad terminó por derrumbarse cuando Artem Dzyuba colocó el 3-0 para delirio de la grada de Luznhiki.

Tras el segundo tanto de Cheryshev (4-0), prosiguió el 5-0 definitivo convertido en un tiro libre por parte de Aleksandr Golovin.

Rusia comenzó con el pie derecho su Mundial. El resto ya será ganancia.
Revolución rusa Revolución rusa Reviewed by Don Tachón on jueves, junio 14, 2018 Rating: 5
Con tecnología de Blogger.