El resurgimiento del 'Kaiser'





Hace 365 días Rafael Márquez comenzaría a vivir una 'pesadilla' previo a lo que sería su último año como profesional: la vinculación como prestanombres del crimen organizado.

Tras un año sinuoso donde asistió a su quinta Copa del Mundo, se alejó de las canchas, pero no superó su problema legal en Estados Unidos, 'El Kaiser' inició su camino desde otra trinchera: ser presidente deportivo del Atlas, el club de sus amores.

EL PRINCIPIO DEL FIN
El 9 de agosto del 2017, el nombre de Rafael Márquez apareció en la lista del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, asociado a negocios vinculados con Raúl Flores Hernández, miembro ligado al crimen organizado.




Ese mismo día, horas más tarde, Márquez dio una conferencia de prensa en la sede del Atlas en Colomos, donde desconocía el por qué se le vinculaba, sin embargo tenía toda la disposición de aclarar.

Un día después, el club rojinegro anunciaba que Márquez quedaba separado del plantel por tiempo indefinido, mientras se esclarecía el caso. 

EL REGRESO A LAS CANCHAS 
Contra todo pronóstico, pues se hablaba de una desafiliación de la Federación Mexicana de Futbol, Márquez se reincorporó a los trabajos con el Atlas luego de dos meses de ausencia; su proceso seguía abierto en Estados Unidos, mientras que en México también le fueron congelados bienes y cuentas por parte de la PGR y la Secretaría de Hacienda.


Una vez comenzado el 2018 la interrogante era una: ¿llegaría Márquez a su quinta Copa del Mundo?

El liderazgo era incuestionable, pero su baja de juego y veterana edad, hacían pensar que Rafa podría ser considerado más como un auxiliar que como futbolista.


LA GIRA DEL ADIÓS
Rafa Márquez dijo adiós a los campos de la Liga MX el sábado 28 de abril, en el partido de la Jornada 17 ante Pachuca. En la estadio Hidalgo, recibió un merecido homenaje de la directiva tuza.

 Y una semana antes se había despedido ante su público, en el clásico tapatío frente a Chivas.

EL SUEÑO DEL QUINTO MUNDIAL 
Finalmente, Márquez fue convocado por Juan Carlos Osorio para el Mundial de Rusia 2018.

Sin embargo, tuvo que pagar un precio: el de la discreción y casi pasar desapercibido ante los medios de comunicación.

Como su proceso en Estados Unidos continuaba abierto, los patrocinadores del combinado, con excepción de la marca que viste al Tricolor, pidieron que Rafa no portara la publicidad en la ropa de entrenamiento.

En tanto, una vez estando en Rusia, Rafa no podía dar entrevistas ni por petición de la FIFA ni tampoco ser ligado a los sponsors oficiales del certamen de origen estadounidense.



Pero el 17 de junio pasado, al minuto 73 del primer partido de la fase de grupos contra Alemania, el estadio de Luzhniki se puso de pie para recibir con aplausos a Rafa Márquez, el cual jugaba la quinta Copa del Mundo de su historia como 'La Tota' Carbajal o Lothar Matthaus.



Márquez jugó tres partidos en el certamen, pues además del duelo ante Alemania también estuvo ante Corea del Sur y contra Brasil, en el duelo de octavos de final en el campo de Samara, el 2 de julio. Rafa jugó los primeros 45 minutos, siendo sustituido por Miguel Layún, el cual significó su último cotejo en su carrera profesional.

UNA NUEVA FACETA
Apenas 36 días después de haber colgado los botines, Márquez regresó a la escena pública como nuevo presidente del Atlas. Ese mismo día, el gobierno mexicano anunció que sus cuentas en nuestro país habían sido liberados, sin embargo el proceso seguía abierto en Estados Unidos.



El resurgimiento del 'Kaiser' El resurgimiento del 'Kaiser' Reviewed by JGR on jueves, agosto 09, 2018 Rating: 5
Con tecnología de Blogger.